Monday, June 19, 2006

Él

Ya no está. Èl se fue. Recuerdo que aún dos semanas después de su partida yo podía escuchar su voz, sus pasos, todo como si no se hubiera ido. De alguna manera yo ya estaba preparada para su partida. No sé a dónde se fue, pero ya no está y todo dejó de ser igual.

Èl lo sabía todo, y yo me volví dependiente de él desde el primer momento en que lo conocí. Él sabía acallar mi ira y despertar mi alegría. Conocía todas mis fortalezas y pretendía hacerme creer que mis defectos eran simplemente virtudes en las que debía trabajar duro.

Él era perfecto, pero no lo consideraba así. Él era amado, pero casi nunca me atreví a decírselo. Sin embargo, nunca guardó algún rencor hacia mí...me amaba con todas sus fuerzas, aunque algunas veces me decía cosas duras, las cuales yo reprochaba altanera.

Ahora èl ya no está y me hace mucha falta. He tratado de comunicarme con él, pero no responde mi llamado...quiero preguntarle ¿por qué se fue? ¿por qué me dejó así? Necesito saber cómo debo llenar el vacío que me dejó, porque no es justo...al menos debió haberme dejado las instrucciones para lograrlo.

A veces lo odio, pero sólo se odia lo que fue amado; y cuando lo vuelvo a amar otra vez, ya no encuentro motivos para odiarlo. Quisiera decirle que ya no lo odio, porque él nunca fue capaz de odiarme...él solo sabe amarme, pero se fue.

Ayer debió haber estado aquí conmigo, junto a mí, pero supongo que no he sido lo suficientemente buena como para merecérmelo.
La OTRA lloró por mi culpa, y supongo que él me castigó por ello. Yo también quiero a la OTRA, pero no me he acostumbrado a vivir sin Él.

Ahora me dedico a buscarlo...quiero hablar con él otra vez. Cuando lo encuentre, me escuchará, tengo tanto que decirle. Sólo espero que él sepa ahora que lo sigo amando y que no lo he olvidado.

3 Comments:

Blogger Namida said...

El dolor de una pérdida es algo que se lleva con heroísmo. Yo he pasado por eso. No sé si pueda darte un consejo, pero sé que llorar ayuda. El tiempo cura las heridas y nos ayuda a comprender...

No sientas que tus palabras no son oidas, por el contrario, él escucha cada una de ellas. Tienes a esa persona junto a tí, no creas que te abandonaría.

Espero no estar escribiendo algo sin sentido, y que te sirvan mis palabras aunque sea para decirte que yo sé lo que se siente.

11:28 AM  
Blogger Dael said...

Tenía una hermosa letra manuscrita. Un árbol de grosellas. Y una Alicia.

12:16 PM  
Blogger RUFUS said...

huy, que abismo personal mas universal y singular al mismo tiempo

esa mitificacion, ese dolor autocompasivo. hablamos el mismo idioma y el traductor se limita a repetir como un loro de pirata.

nada quema mas ke una ausencia

las piezas del puzzle nose pueden sustituir, todo son susedaneos insulsos.
las comparaciones son odiosas y tiempo al tiempo que la digestion centrifuga el mal sabor de boca de los errores que cometimos


salutus

11:31 PM  

Post a Comment

<< Home